Aspiradora sin bolsa de trineo

¿Cómo funciona un robot aspirador?

Uno de los cambios más importantes que han recibido las aspiradoras en los últimos años, es sin duda la bolsa (o más bien, la desaparición de la misma). Si estás pensando dar el salto desde una aspiradora tradicional, es decir, con bolsas desechables, hay algunas cosas que deberías de tener en cuenta.

La aspiradora sin bolsa funciona de la misma forma que una tradicional, con la diferencia de que el polvo aspirado va a parar a un contenedor que puedes retirar de una forma muy simple, vaciándolo después de cada aspirado. Es decir, no necesitas reemplazos, es una pieza «permanente».

¿Cómo saber si es la mejor aspiradora para ti?

Hay que tener dos cosas en mente para escogerla. La primera es algo que depende exclusivamente de tus preferencias. ¿Te molestaría vaciar el depósito casi a diario después de la limpieza? Si la respuesta es afirmativa, tal vez prefieras una aspiradora con bolsa, ya que la capacidad es muy superior.

El otro punto negativo está también asociado con el vaciado diario del depósito, ya que es inevitable que las partículas de polvo más pequeñas pasen al ambiente, por lo que si hay casos de alergia por casa, tal vez no sea la mejor opción.

No vas a notar diferencias a nivel de potencia o filtrado del polvo, ya que eso dependerá del modelo más que de la ausencia o no de bolsa.

Conclusión

Elige la que más cómoda te resulte, no hay más. El único punto objetivo en la elección de la aspiradora será por cuestiones de salud (alergias).

Si quieres profundizar un poco más en las ventajas y desventajas de una aspiradora sin bolsa o con bolsa, echa un vistazo a este artículo más extenso: